La bendición del FMI

GRUESOS ERRORES EN INFORME DEL FMI SOBRE ARATIRÍ

El Movimiento Uruguay Libre entregó a la Representación del Fondo Monetario Internacional (FMI) en Uruguay una crítica fundamentada a un informe de esta organización conteniendo gruesos errores sobre los supuestos beneficios fiscales que traería para el país la explotación del yacimiento de Valentines propuesta por la minera Aratirí.

El sitio  dispuso una planilla de acceso público para calcular los impuestos que aportaría Aratirí al estado uruguayo.

Para evitar el uso de cifras que no corresponden, Uruguay Libre publicó una planilla que permite al lector calcular los impuestos que aportaría Aratirí al estado uruguayo (ver en: uruguaylibre.org).

La sección titulada “El régimen fiscal para la minería de gran porte en Uruguay”, del IMF Country Report No. 14/7 del Departamento del Hemisferio Occidental del Fondo Monetario Internacional (FMI), de enero de 2014, incluyó un informe de 16 páginas con un análisis del régimen fiscal uruguayo para la minería de gran porte y un pronóstico de los potenciales ingresos fiscales del Proyecto Valentines.

En la primera parte, el estudio hace una correcta descripción del régimen fiscal, incluso considerando correctamente como las empresas mineras pueden deducir de sus impuestos hasta el 10% anual durante 10 años de sus inversiones de capital y hasta el 20% anual durante cinco años de sus costos en la etapas previas a la explotación del yacimiento. Sobre ellas, el autor incluso aboga por mejorarlas para las empresas mediante esquemas de depreciación acelerada.

Sin embargo, en el informe no se toman en cuenta las modificaciones introducidas por la ley 18.813 de setiembre de 2011 al régimen fiscal del Código de Minería (Decreto Ley 15.242). Así las consideraciones sobre el Canon de Producción del informe no son las aplicables hoy a la minería en Uruguay.

Tampoco se ha tenido en cuenta que, específicamente para la minería de gran porte, el Artículo 42 de la Ley 19.126 permite descontar el Canon de Producción del pago del Adicional del IRAE. Por esa razón, esos conceptos no pueden sumarse para determinar los ingresos fiscales del estado uruguayo por esta actividad.

La segunda parte del informe del FMI, basada en “estimaciones del personal del Fondo”, según la Tabla 3 de la página 49, contiene gruesos errores, a saber:

1) Entre los más sorprendentes y discutibles está el de otorgarle a la explotación una duración de 27 años, cifra muy por encima de lo informado por Aratirí a la DINAMA, 12 años, y de lo estimado por el MIEM en sus presentaciones al Parlamento, incluida la realizada por el ministro Kreimerman el pasado 21 de febrero, de 20 años.

Con el supuesto de 27 años de extracción a un ritmo de producción anual de 18 millones de toneladas, el informe estima una producción total de 467 millones de toneladas de hierro. Esto es más del doble de las reservas calculadas por Aratirí a ser extraídas con el Proyecto Valentines, reservas sobre las que la empresa no ha entregado aún la certificación correspondiente, de acuerdo con manifestaciones públicas del gobierno.

2) Lo segundo a destacar es que para las estimaciones se utiliza un precio constante del hierro de U$S 120 para todo el período extractivo. Este valor no coincide con el comportamiento observado ni con las previsiones de las consultoras especializadas sobre el precio del mineral, ya que muchas lo sitúan para los próximos años en U$S 100 e incluso no descartan que continúe bajando a la salida del ciclo especulativo iniciado en 2007-2008 y atendiendo a la sobreoferta que se constata.

3) En tercer lugar, ese valor se refiere al precio del mineral puesto en China. Es decir que, de ese precio, debe deducirse casi U$S 30 por concepto de flete y seguro.

Solo esto reduce en 25% la facturación del proyecto, que es la base del calculo del Canon de Producción. Además eso reduce en aproximadamente 50% la rentabilidad del proyecto con lo que bajan en correspondencia el IRAE y su Adicional, que son la base de la estimación de los ingresos fiscales en este informe.

4) En cuarto lugar, los valores atribuidos al Canon fueron calculados como 5% para los primeros 5 años y 8% para los años siguientes. La ley 18.813 del 23 de setiembre de 2011 dispuso un único Canon de 5% en toda la operación extractiva. El cálculo erróneo del FMI da como resultado un monto del Canon muy superior al real.

5) En quinto lugar, en el informe se suma el canon con el IRAE y el Adicional del IRAE cuando el Artículo 42 de la Ley 19.126 habilitó a descontar el Canon del Adicional del IRAE. De esta manera, el monto exagerado asignado al Canon, como ya demostramos, cobra mayor valor aún al no ser descontado del Adicional del IRAE.

6) En sexto lugar, del análisis de las cifras del informe se deduce que se ha asignado a la operación minera un costo de producción entre 12 y 19 U$S por tonelada de mineral, es decir, menores que los costos en Australia, de acuerdo con la prensa especializada, de 40 a 50 U$S por tonelada en yacimientos que no requieren el proceso de concentración y hasta U$S 70 con concentración, como es el caso de Uruguay.

Considerando todo lo anterior y rehaciendo los cálculos, aún manteniendo el supuesto de que el proyecto tuviera una vida útil de 27 años, los ingresos para el estado nunca superarían los 7.300 millones de dólares, unos 270 millones anuales, mucho menos de la tercera parte de los supuestos beneficios calculados en el informe del FMI.

En resumidas cuentas, el informe del FMI contiene graves errores que evidencian como mínimo una gran ligereza en el manejo de las informaciones que utiliza para llegar a unas conclusiones totalmente ajenas a la realidad. Esta no puede ser la conducta de un organismo internacional que pretende aconsejar a los gobiernos conductas a seguir.

———————————–

No es posible pasar por alto que el gobierno dio por válida la estimación del FMI de que el estado uruguayo podría tener un ingreso de unos 1.000 millones de dólares anuales- el presidente José Mujica la hizo suya en su audición radial habitual- y, el mismo día 21 de febrero, el ministro de Industrias, Energía y Minería la redujo en más de la mitad -Kreimerman dijo en el Parlamento que serían 400 millones de dólares anuales. Una muestra más de la oscuridad y poca seriedad que rodea a este proyecto.

Movimiento Uruguay Libre
25 de febrero de 2014.

 

FacebookEmailShare
Esta entrada fue publicada en Acciones, Destacado, Información. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a La bendición del FMI

  1. ojominero dijo:

    Comunicado de prensa, 4 de marzo de 2014.

    DATOS OFICIALES SOBRE EL APORTE FISCAL DE ARATIRÍ NO CIERRAN

    En base a los datos presentados por el viceministro de Industrias, Energía y Minería, Edgardo Ortuño, el viernes pasado en la Facultad de Ciencias Sociales de la UdelaR, podemos afirmar que la posible recaudación impositiva por la extracción del hierro de Valentines, en lugar de los 400 millones de dólares anuales anunciados, no superará los 260 millones de dólares anuales y seguramente será mucho menor.
    Para llegar a esa conclusión, Uruguay Libre cotejó la declaración del vice-ministro con los datos públicos disponibles y con la legislación vigente, en particular con la Ley de Minería de Gran Porte. Fue con este mismo método que mostramos la semana pasada que contenía “gruesos errores” un informe del FMI sobre el mismo tema, que estimaba una recaudación de 1.000 millones de dólares anuales.
    La principal diferencia con los números del gobierno es que no tiene en consideración las deducciones del impuesto a la renta, tanto las que hacen todas las empresas como las que habilitó la Ley de Minería de Gran Porte.
    Otra diferencia significativa coincide con la que señalamos del referido informe del FMI. Es que para determinar la facturación del proyecto se toman los precios del mineral puesto en China, sin descontar el flete y el seguro de la carga, lo que trae como consecuencia una reducción del 30% en la facturación.
    Por otra parte, en el documento de Ortuño se toma como ingreso fiscal la totalidad del Canon de Producción, el 5% del valor del mineral exportado según la dispuesto por el Código de Minería, cuando la porción correspondiente al estado es de 3%. Todo lo antedicho justifica ampliamente las diferencias encontradas en el análisis.
    Cabe agregar que, si tomáramos como buenos los números del gobierno, Aratirí solo estaría pagando 29 millones de dólares anuales más de lo que paga cualquier explotación minera. Esto porque la Ley de Minería de Gran Porte, que insumió tantos debates, habilitó a la empresa a descontar el Canon del impuesto adicional al IRAE.
    En consecuencia, no solo estamos ante un proyecto minero cuyos impactos sociales y ambientales no han sido aceptados por la Dinama -puesto que no cuenta con la autorización ambiental requerida-, sino que las cifras sobre el aporte económico del proyecto, utilizadas para justificar la firma del contrato, no cierran.
    ¿Cuáles son los motivos del apuro para firmar el contrato con Aratirí? Insistimos, una decisión de esta envergadura debe ser tomada por el pueblo.
    Llamamos a los uruguayos a firmar las papeletas para habilitar un plebiscito nacional que posibilite el acceso a la población de una información confiable sobre estos proyectos, que habilite al más amplio debate sobre sus implicaciones y que, en última instancia, sea la ciudadanía la que decida si queremos esto para el país.

    Movimiento Uruguay Libre de Megaminería

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>