Petróleo: ¿verdades a medias?

VACÍOS DE UNA CITA PRESIDENCIAL

Mientras el Presidente Vázquez se reunió con los ex presidentes para que la empresa Total informara sobre la perforación que se realizará, el periodista e investigador en temas ambientales, Víctor Bacchetta, analiza la situación actual del tema y sus derivaciones …

Por Miguel A. Olivera Prietto, La Otra Voz, de Tacuarembó, Nº 130, 5-11/2/2016.

El periodista, y circunstancial colaborador de este semanario, Víctor Bacchetta, se ha convertido en uno de los mayores referentes a nivel nacional en materia de temas ambientales. Ha sido un duro y brillante observador y cuestionador de los diferentes gobiernos que han pasado, en temas que han sido oscuros para la población pero que tienen que ver con la explotación de nuestros recursos, nuestro ambiente, los riesgos que implica realizar acuerdos con empresas muchas veces cuestionadas internacionalmente, o acuerdos secretos de los que el pueblo no conoce.

Enviamos a nuestro amigo algunas preguntas, como para ilustrar la otra parte de los anuncios que se vienen realizando, en referencia al petróleo y su posible explotación.

- Se anuncian nuevos tiempos en materia energética para Uruguay. El otro día nuestro presidente estaba encantado cuando casi confirmaba que hay petróleo y que se explotará… ¿Podés aclararle a nuestros lectores qué se está por anunciar, o en qué está el asunto del petróleo en nuestro país?

– Con total sinceridad, debemos decir que este tipo de anuncios nos asombran. De acuerdo con la información disponible, hasta el presente no se han confirmado descubrimientos significativos de recursos hidrocarburíferos en el Uruguay, ni en la plataforma submarina ni en tierra firme. Mucho menos entonces se puede hablar de la posibilidad de que sean comercialmente explotables. Esto se desprende de la información disponible sobre los contratos de exploración y explotación que ha firmado Ancap y de los comunicados de las empresas contratistas a cargo de esas actividades.

Presidente Tabaré Vázquez

Presidente Tabaré Vázquez

En este contexto, los anuncios de Tabaré Vázquez pueden ser una simple cortina de humo para dejar en segundo plano problemas graves y urgentes, como son las conclusiones de la Comisión Investigadora sobre la gestión de Ancap que colocó al ente energético al borde de la bancarrota o las medidas para revertir la contaminación de los principales recursos hídricos del país, que han desatado una crisis nacional sin precedentes en el abastecimiento de agua potable.

Pero hay asimismo problemas muy serios vinculados a la política nacional de hidrocarburos por decisiones que ya fueron tomadas en los últimos gobiernos, como son los cambios tributarios y los contratos firmados con las empresas petroleras, por lo que esa convocatoria a los expresidentes y la voluntad de definir una política de estado al respecto están llegando muy tarde.

- La empresa Schuepbach, asociada con Ancap para explotar en el norte del país, está anunciando a sus accionistas la inminente confirmación… Pero vuelven a estar en juego dos palabras contrapuestas, fracking y acuífero. ¿Qué perspectivas ves?

– Justamente, en estos días la empresa australiana Petrel Energy, que adquirió 51% del paquete accionario de Schuepbach y viene ejecutando los trabajos en la Cuenca Norte, está anunciando que realizarán cuatro perforaciones exploratorias en sus áreas de Piedra Sola y Salto.

Si van a realizar perforaciones exploratorias quiere decir que todavía están estudiando la zona, no saben si existen recursos significativos y si será rentable explotarlos. No obstante, en una carta del presidente a los accionistas y un informe público, Petrel reafirma que posee perspectivas muy alentadoras en Uruguay para encontrar una reserva importante de hidrocarburos.

La frase que usan para justificar el anuncio es: “Having already identified and confirmed material assets with certified Prospectiva Resources in Uruguay” (sic). Traducido al español, quiere decir que han identificado y confirmado la existencia de Recursos Prospectivos certificados.

¿Qué son “recursos prospectivos”? La explicación que ellos mismos dan, en una nota con una letra más chiquita debajo de un cuadro con cifras sobre los volúmenes de reservas estimadas, es que las evaluaciones de Recursos Prospectivos utilizan métodos probabilísticos – es decir, son estimaciones de probabilidades – y que los volúmenes asignados son simples sumas que no tienen en consideración los riesgos de descubrimiento – o sea, que puede no encontrarse nada significativo – o los riesgos de desarrollo – es decir, que no sea explotable.

En resumen, son meras especulaciones sobre la posibilidad de encontrar algo. No ha sido confirmada la existencia del recurso hidrocarburífero ni la posibilidad de explotarlo.

Para entender esta conducta, hay que tener presente que las empresas que actúan en el mercado de acciones – las llamadas bolsas de valores – dependen de las expectativas que ellas mismas son capaces de generar para convencer a sus accionistas y lograr nuevos inversores. Al final de la historia pueden no confirmarse los anuncios, pero esto no resulta decisivo porque, si consiguieron elevar el valor de las acciones e incorporaron a algunos inversores, igual habrán ido obteniendo ganancias en el camino. Así funciona la especulación financiera para estas empresas.

'Fracking' en Marcellus Shale, EE.UU.

‘Fracking’ en la Marcellus Shale, EE.UU.

Por cierto, están jugando con fuego. Porque esas perforaciones – aunque sean solo de estudio – pueden contribuir a la contaminación del Acuífero Guaraní que se encuentra debajo del basalto. Y el riesgo sería mucho mayor si se descubrieran realmente reservas explotables de hidrocarburos en esas zonas. Los contratos firmados por Ancap con Schuepbach aceptan la posibilidad de extraer gas o petróleo de esquisto – los llamados hidrocarburos no convencionales – y la única tecnología existente para eso es la fracturación hidráulica o ‘fracking’. Es conocida mundialmente la contaminación de suelos y aguas e incluso los sismos provocados por el ‘fracking’.

Es en función de esta amenaza que las Juntas Departamentales de Tacuarembó, Paysandú y Salto, tomaron la decisión de prohibir el ‘fracking’ en su territorio, pero en los dos primeros casos esa ordenanza no fue promulgada por el Intendente, que es el requisito para que tenga fuerza de ley. Asimismo, el gobierno nacional cuestionó la validez jurídica de esas decisiones y el litigio en torno a la de Tacuarembó se encuentra hoy en el Tribunal de lo Contencioso Administrativo. Por todo esto, la amenaza a la que aludimos sigue teniendo plena vigencia.

- La empresa noruega Statoil adquirió el 15% del proyecto petrolero en la plataforma marítima, en los límites con Brasil. Se suma a la compra de ExxonMobil (EE.UU.) con el 35% y la empresa francesa, Total, el 50. ¿Cómo ves el interés de estas empresas, y la participación uruguaya en esos proyectos?

– Al igual que en el caso anterior, todo depende de la interpretación de los datos reales, porque de ahí se desprenden distintas conclusiones o expectativas. La asociación entre varias empresas petroleras en un mismo proyecto es algo habitual en el sector, es una forma de abaratar los costos y reducir los riesgos que asume cada una. Total, Exxon y Statoil coparticipan en muchos proyectos en el planeta y esto no le da un valor especial o excepcional al caso uruguayo.

En rigor, en la plataforma submarina uruguaya están también en la etapa de estudio o exploración, razón por la cual no puede asegurarse que haya petróleo o gas y que el mismo sea explotable. Total y sus socias anunciaron el inicio en marzo de una perforación exploratoria en el Bloque 14 de la plataforma submarina, a 250 kilómetros de Punta del Este. Los trabajos insumirán unas 16 semanas y el propio presidente de Ancap, José Coya, dijo que en el primer semestre de este año se sabrá si hay o no petróleo. ¿Qué puede anunciarse de nuevo hoy? Nada.

Explosión y derrame de la plataforma "Deepwater Horizon" operada por BP en el Golfo de México.

Explosión y derrame de la plataforma “Deepwater Horizon” operada por BP en el Golfo de México.

Para entusiasmar a los uruguayos con el proyecto, también se dice que será el pozo exploratorio más profundo del mundo, de unos 3,4 kilómetros de columna de agua y 3 kilómetros más a través de la plataforma submarina. Como en otros casos, nos invitan a campeonatos inútiles porque, en lugar de ganar algo con esto, lo más serio a considerar es que las tecnologías disponibles no tienen el control suficiente sobre un pozo de esas dimensiones. Como ejemplo, basta recordar la catástrofe ambiental y social provocada en el Golfo de México en 2010 por una perforación exploratoria similar de la British Petroleum, otra de las mayores petroleras del mundo.

El interés de esas empresas es muy conocido, tratan de encontrar nuevas reservas. El problema es, como dice el especialista estadounidense Michael T. Klare, que ya se acabó la época del “petróleo fácil”. Dice Klare: “El mundo alberga aún grandes reservas de petróleo, pero resultan difíciles de alcanzar, difíciles de refinar, porque pertenecen a la variedad “petróleo difícil” … Las llamadas reservas no convencionales de ese tipo pueden explotarse pero a un precio a menudo escandaloso, no solo en dólares sino también en daños al medio ambiente.”

En cuanto a nuestro país, el estado uruguayo no está en condiciones de gestionar proyectos de esta envergadura ni manejar sus impactos económicos, sociales y ambientales.

En 2013 el Poder Ejecutivo creó una Comisión Interministerial para evaluar las tecnologías de prospección, exploración y explotación de hidrocarburos, minimizar los riesgos en su aplicación e incorporar la experiencia internacional a la situación nacional. En agosto de 2014, el entonces Director Nacional de Energía, Ramón Méndez, dijo en El Espectador que para administrar una renta petrolera Uruguay necesitaba adecuar los marcos institucionales, legales, ambientales, de recursos humanos, investigación y compatibilidad con otras actividades económicas. Sin embargo, aquella comisión integrada por Ancap y los ministerios de Industria y Energía (MIEM) y de Medio Ambiente (MVOTMA) se reunió varias veces pero no arribó a conclusiones sustantivas.

¿Cómo dijooo…?

En la referida entrevista, Méndez dijo: “Seguramente estamos vendiendo la piel del oso antes de cazarlo, el problema es que si nos enfrentamos al oso sin tener por lo menos el arma para cuerearlo, nos pasa por arriba”. Todo indica que eso es lo que está ocurriendo porque, sin haber realizado aquellos cambios, los contratos con las petroleras ya fueron firmados. ¿Cuál puede ser entonces el sentido de la convocatoria de Tabaré Vázquez a la reunión con los expresidentes? Alimentar expectativas difusas y compartir la responsabilidad de lo ya decidido.

- Pero venimos últimos, siempre a la uruguaya, justo cuando el petróleo como insumo energético va pasándose de moda y dentro de unos 20 o 30 años ya no se usaría más, y justo cuando su precio se vino a menos de la mitad… ¿En qué marco internacional Uruguay accedería a una fuente energética de esta naturaleza?

– Los principales partidos políticos uruguayos, sin distinción de posturas ideológicas, parecen vivir todavía en el mundo vigente 40 o 50 años atrás. La búsqueda de combustibles fósiles se mantiene como una prioridad nacional asociada con premisas del siglo pasado en materia de crecimiento y bienestar ignorando los perjuicios que han provocado estas actividades sobre las poblaciones de países ricos en estos recursos naturales y sobre el patrimonio nacional y planetario.

Las campañas de búsqueda y extracción de más combustibles fósiles construyen un escenario en donde las políticas extractivas que buscan acelerar la ocupación y el saqueo entran en choque con los derechos colectivos y ambientales de las comunidades locales. El capitalismo petrolero no solo se expande y somete a las últimas fronteras, sino que penetra las culturas, con alcoholismo, prostitución y consumismo, se instala en las mentes y los cuerpos para terminar por desechar a las personas, a las relaciones y prácticas comunitarias que le incomodan.

Manifestación contra el 'fracking' en EE.UU.

Manifestación contra el ‘fracking’ en EE.UU.

A los movimientos sociales que se enfrentan a estos procesos se los reprime o criminaliza. Los “ambientalistas” pasan a ser los nuevos delincuentes, “enemigos del desarrollo” y terroristas. Privilegiar estos proyectos continúa creando frenos al desarrollo de las energías más limpias, descentralizadas y de bajo impacto y se justifican así las campañas militares y políticas de los estados para ocupar los territorios en donde puede haber hidrocarburos.

- Analizame, por favor, el riesgo ambiental en nuestro país… y qué cambiará para siempre con estos proyectos.

– No existen yacimientos comprobados de hidrocarburos en Uruguay. Su disponibilidad depende de situaciones geopolíticas completamente ajenas al país: conflictos bélicos, rebeliones populares, aumentos y disminuciones arbitrarias de reservas locales y mundiales. Pero además debemos tener la capacidad de pensar y decidir si esta es una perspectiva válida para el país.

No podemos mantener un doble discurso y, de hecho, seguir fingiendo no saber que el uso de combustibles fósiles es la principal causa del cambio climático en curso y está exponiendo a la humanidad a peligros insospechados. En Uruguay, las palabras “desarrollo” y “fuentes de trabajo” son sagradas, pero hay que empezar a hilar mucho más fino porque ya tenemos la evidencia de que hay determinados desarrollos y trabajos que no le sirven a la gente ni al país.

La contaminación por cianobacterias ya es común en el Río de la Plata.

Las cianobacterias generadas por los agrotóxicos ya son un fenómeno común en el Río de la Plata.

Hoy es de dominio público que nuestros principales cursos de agua están contaminados y que llevará décadas revertirlo si se toman las medidas adecuadas desde este momento. Sin embargo, tenemos un ministro de Ganadería, Agricultura y Pesca que ha justificado esta gravísima situación como un “costo del desarrollo” del país. Es una visión miope y suicida, porque para salir de esta situación se requieren enormes recursos económicos que deberemos pagar entre todos y si no lo logramos estaremos hipotecando cualquier tipo de desarrollo y posibilidades de trabajo futuro.

FacebookEmailShare
Esta entrada fue publicada en Análisis, Destacado, Información. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Petróleo: ¿verdades a medias?

  1. hector velazquez dijo:

    en toda explotacion de minerales o de hidrocarburos el riesgo de contaminacion es demasiado grande , y no se deberia de jugar con la contaminacion de toda la poblacion

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>